صور الصفحة
PDF
النشر الإلكتروني

est tibí Deo Patri 83 omnipotenti, ¡n unitate Spiritus sancti 88 omnis honor et gloria. Per omnia saecula saeculorum. T$[. Amen. Oremus. Praeceptis salutaribus moniti, et divina institutione formati audcmus dicere: Pater noster qui es in coelis, sanctificetur nomcn tuum : adveniat regnum tuum: fiat voluntas tua, sicut in cáelo et in terra. Panem nostrum quo— tidianum da nobis hodie, et dimittencbis debita riostra, sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem. IJf. Sed libera nos á malo. Amen.

Libera nos, quaesumus domine, ab omnibus malis preteritis praesentibus et futuris, et intercedente beatá et gloriosá semper virgine Dei genitrice Mariá cum beatis apostolis tuis Petro et Paulo atque Andreá et omnibus sanctis, da propitius pacem in diebus nostris, ut ope misericordiae tuae adjuti el ápeccato simus semper liben", et ab omni perturbatione securi. Per eumdem dominum nostrum JesumChristum filium tuum, qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus sancti Deus. Per omnia saecula saeculorum. fy. Amen.

Pax Domini 83 sit semper 88 vobiscum 83. IJf. Et cum spiritu tuo.

Haec commixtio et consecratio corporis et sanguinis domini nostri Jcsu Christi fiat accipien-' tibus nobis in vitam ceternam. Amen.

Agnus Dei qui tollis peccata mundi, miserere nobis.

Agnus Dei qui tollis peccata mundi, miserere nobis.

Agnus Dei qui tollis peccata mundi, dona nobis pacem (i).

Domine Jesu Christe qui dixisti apostolis luis, pacem relinquo vobis , pacem meam do vobis; ne respicias peccata mea sed fidem ecclesiae tuae: eamque secundum voluntatem tuam pacificare et coadunare digneris: qui vivis et regnas Deus in saecula saeculorum Amen.

A este tiempo el primero de los nuevos presbíteros , el primero de los diáconos, y el primero de los subdiáconos habrán llegado al altar, se arrodillan , besan el altar, reciben la paz del señor obispo que se la da diciendo Vax tecum. Responden: et cura spiritu tuo. Luego la da á los ministros como se acostumbra. Cada uno de los dichos nuevos ordenados da la paz al segundo de su orden , el segundo al tercero , este al cuarto, y así sucesivamente hasta concluir. Siendo pocos el señor obispo la da á todos y prosiguen:

Domine Jesu Christe , fili Dei vivi, qui ex voluntate Patris cooperante Spiritu sancto per mortem tuam mundum vivificasti , libera me per hoc sacrosanctum Corpus et sanguinem tuum ab

(i) El sábado santo se omite el Agnus Dei, y no «e da la paz; pero se dicen las tres oraciones que siguen»

omnibus iniquitatibus mcis et univcrsis malis: ct fac me tuis semper inhaererc manda tis et á le numquam separari permitías. Qui cum codem Deo Patre el Spiritu sardo vivis et regnas Dciis iu saecula saeculorum. Amen.

Perrcptio corporis tui domine Jesu Christe, quod ego indignus sumere presumo, non míhi proveniat in judicium ct condemnationem, sed pro tua pielate prosil n>iK¡ ad lutamentum mentis et corporis, ct ad nicdelam percipiendam. Qui vivis et regnas cum Deo patre in unilalc Spiri— rilus sanctí Deus per omnia saecula saeculorum. Amen.

Pancm coelestem accipiam , ct nomen domi. ni invocabo.

Domine non snm dignus, ut iotres sub teclum meum; sed tantum dic verbo, ct sanabitur anima mea (se dice tres veces).

Corpus domini nostri Jesu Christi custodiat animam meam in vitam aeternam. Amen.

Quid retribuam domino pro omnibus quaere— tribuit mibi ? calicem salutaris accipiam, et nomen domini invocabo. Laudans invocabo dominum, et ab inimicis mcis salvus ero.

Sanguis domini nostri Jesu Christi custodiat animam tuam in vitam selcrnam. Amen. C> Llegan ante el altar los nuevos presbitero», y por su orden los de las oiras órdenes que lodos han de comulgar: se arrodillan: el señor obispo se vuelve con el copon de las sagradas formas en la mano; ó sí son pocas , las toma en la patena, o bien toma el diácono el copop, y el subdiácono la patena, la que pone éste bajo la barba del que comulga para recoger en ella los fragmentos que pudieran caer: y el señor obispo va tomantlo las pequeñas hostias del copon que á su mano derecha tendrá el diácono. Así comulga á los presbíteros que van acercándose de dos en dos á la grada superior del altar: donde dos acólitos ú otros tendrán extendida una tohalla blanca. El señor obispo dice: Corpus dontini nostri Jesu Cliristi custodiat la in vi(am aternam. El que comulga le besa el anillo, recibe.la sagrada forma y responde Amen. Y con el mismo orden ra pasando al lado de la epístola á purificarse con vino que tendrá uno de los .familiares del s.eñor obispo en el cáliz que sirvió para tocar en la ordenacion ú otro cualquiera cáliz con un purificadar, con el que se limpiarán los labios: y en igual forma tomarán á su vez la purificacion del mismo cáliz los diáconos y demas ordenados que comulguen.

Acabada la comunion de los presbíteros, unoj delos nuevos diáconos canta el Confiteor Deo, ó le dicep todos en voz baja , estando entre tanto el señor obispo vuelto al altar. E inmediatamente volviéndose á los ordenados retrayéndose un poco ácia el lado del evangelio les dice: Misereatur vestri Síc, y Indu/gentiarn 8 absplutio— ítem &c. dándoles la bendicion con la sería! de la cruz: vuelve al altar, toma el copon con la mano izquierda y una hostia 6 partícula en la derecha : vuélvese á mostrarla al pueblo diciendo: Ecce agnus Uei... Domine non sum di gnus &c, pasa el copon como antes al diácono, y les da la comunion en la forma acostumbrada, como primero hizo á los presbiteros. Comulgados todos y tomada la purificacion , los de otras órdenes vuelven á sus lugares: y los presbíteros quedan arrodillados cerca del altar como primero; y van diciendo con el seqor obispo las preces del misal del tiempo de tomar la purificacion y ablucion.

Quod ore sumpsimus , domine, pura mente capiamus: et de munere temporali Fiat nobis remedium sempíternum.

Corpus tuum , domine, quod sumpsi, et sanguis quem potavi, adhaereat visceribus meis, et praesta, ut in me non rcmaneat scelerum macula, quem pura et sancta refécerunt sacramenta. Qui vivis et regnas in saecula saeculorum. Amen.

Luego el señor obispo con la mitra puesta se lava las manos. Dejada la mitra, estando en el altar al lado de la epístola, preintona el responsorio Jam non tiieam vos servos &c. que prosigue cantando el coro, suprimiendo el Alleluia desde septuagésima á pascua.

Ya no os llamaré á vosotros siervos sino Jini

&

« السابقةمتابعة »