صور الصفحة
PDF
النشر الإلكتروني

mun: para que los que se preparan ahora para el ministerio del diaconado, por los ruegos de toda la iglesia se distingan en el orden de la bendicion lcvítica gg: y brillando antes por su conducta espiritual, luzcan tambien por la gracia de la santificacion, que deberán á nuestro señor Jesucristo que con el Padre y Espíritu santo vive y reina Dios par los siglos de, los siglos,"

Pénese en pie con mitra acia los ordenandos y les dice: Oremus , fratres charissimi &c.

"Pidamos , hermanos carísimos, á Dios pa— dre omnipotente, derrame por su clemencia la gracia de su bendicion sobre estos sus siervos que se digna tomar para el oficio del diaconado, y les conserve propicio los dones de la consagra-, eion que les concede, y oiga piadosamente nuestros ruegos; para que lo que se ha 4e obrar por nuestro ministerio, tenga á bien corroborarlo con su auxilia, y con su soberana bendicion jg santifique y confirme á estos que se-* gun nuestra inteligencia creemos dignos de ser-* le ofrecidos para ejercer los sagrados ministerios : por su unigénito hijo Jesucristo señor nuestro que con él y el Espíritu santo vive y rei-, na verdadero Dios."

Quitada la mitra con las manos extendidas ante el pecho , prosigue: jf. Per omnía sacula saculorum. Amen, jf. Doininus vQbiscum. T)C. Et aun spirifu tuo. "f. Sursum carda. J$C, Ha&emus ad dojninum. jf. Gratias agamus domino Deo nostro. T)C. Wgnum et justum est.

Veré dignum et Justum est &c.

"Verdaderamente es digno y justo, debido y saludable que nosotros todos te demos gracia» siempre y en todas partes á tí, Dios santo , padre omnipotente, I)ips eterno, que das los honores, distribuyes los órdenes, y repartes los oficios : que inmutable en tí mismo renuevas todas las cosasj y todo lo dispones por tu verbo virtud y sabiduría Jesucristo tu hijo nuestro señor, preparándolo todo desde la eternidad tu inefable pro.videncia, y ajustando á cada uno de los tiempos Jo que se le ha de acomodar. Cuyo cuerpo, es á saber tu «anta iglesia distinguida con la variedad de gracias celestiales , enlazada con la distincion de sus miembros y unida por la ley de su mara? villosa trabazon , le das que crezca y se dilate para aumento de tu templo: estableciendo tres gra7 dos de ministros que militen bajo tus banderas y desempeñen todo el servicio de las funciones sagradas á honra tuya: habiendo escogido desde el principio los hijos de Leví que permaneciendo fieles centinelas para los místicos ejercicios de lu casa poseyesen al fin como perpetuo patrimonio la herencia de la bendicion eterna.—Rogámoste tambien, señor, mires propicio á estos tus siervos que humildemente dedicamos á servir en tus santos altares en el oficio de diáconos. Nosotros,

5

es verdad, como hombres ignorantes ó que tío penetramos los divinos designios, y la suma razon que los gobierna, juzgamos de la vida de estos en la manera que podemos. Mas á tí, señor, no se te pasan las cosas que á nosotros nos son desconocidas .- á tí no engañ.in las ocultas. Td eres el conocedor de los secretos; tú el escudriñador de los corazones. Td pues podrás examinar la vida de estos con tu juicio celestial que siempre es cierto, purificarlos de los defectos cometidos basta aquí, y darles lo que han de obrar en adelante,"

Dejan á un lado la candela: pónense en pie: y van de uno en uno acia el prelado: á este tiempo el señor obispo (y ningun otro) pone su mano derecha extendida sobre la cabeza de cada ordenando que se le va arrodillando; y le dice:

Acá pe Spiritum sanclum ad robur, el ad resistendum diabolu et tentationibus ejus; in nomine domini.

Recibe el Espíritu santo para tomar fuerza y resistir al diablo y á sus tentaciones: en el nombre del señor.

Habiendo pasado todos, teniendo la mano extendida prosigue en el primer tono hasta acabar el prefacio:

"Rogámoste, señor, envies á ellos el Espíritu santo, con el que por los siete dones de tu gracia se robustezcan para ejercer fielmente pomo deben las obras de tu ministerio. Toda clase de virtud abunde en ellos: la autoridad modesta, el pudor constante, el candor de la inocencia y la observancia exacta de la disciplinaespiritual. Resplandezcan en sus costumbres tus preceptos, para que con el ejemplo de su castidad adquiera el pueblo modelos santos que imitar, y llevando por delante el buen testimonio de su conciencia perseveren firmes y estables en Cristo , y correspondiendo el digno y mas feliz suceso merezcan por tu gracia pasar de este grado inferior hasta los mas sublimes.

Esto que sigue lo lee en voz sumisa:

Por el mismo nuestro señor Jesucristo ta hijo, que contigo vive y reina en unidad del Espíritu santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amen."

Siéntase con mitra (i), y haciendo la senal de la cruz pone á cada ordenando (que se arrodilla ante él mismo) sobre el hombro izquierdo la estola que llevará en la mano , diciendo á cada uno:

Accipe stolam S candidam de manu Dei, adimple ministerium tuum: potens est enim Deus, ut au~ geat Ubi gratiam suam. Qui vivit et regnat in soecula sixculorum. IJf. Amen.

(i) Eu algunas iglesias se les ungían las manos como á los presbíteros, segun se ve en pontificales antiguos, y se colige de la consulta del obispo Bituricense al papa Nicolao I,

Recibe la blanca estola de mano de Dios: cnmple con tu ministerio: que poderoso es el señor para acrecentar en tí su gracia: el que vive y reina en los siglos de los siglos.

Los ministros acomodan y atan sus extremos bajo el brazo derecho.=En seguida toma el señor obispo la dalmática de cada uno y se la viste diciendo:

Induat te dominas indumento sa/utis, et ves— tímento lattitice, et dalmaticá justitla circumdet le semper. ln nomine domini. ty. Amen.

£1 señor te vista la ropa de salud y la vestidura de alegría: y la dalmática de la justicia (ó túnica de rectitud y sinceridad) te cubra siempre en el nombre del señor.

Por último toma y les va entregando el libro de los evangelios, que cada uno ha de tocar con la mano derecha y les dice:

Accipe potestatem legendi evangelium in ecclesia Dei tam pro vivis quam pro defunctis. In no» mine domini. fy. Amen.

Recibe la potestad de leer el evangelio en la iglesia de Dios asi por los vivos como por los di» fon tos en el nombre del señor (i).

(i) Se pone á cada uno la estola y dalmática y hace tocar el libro de los evangelios antes de pasar á hacer lo mismo cou el siguiente: ó bien en acto separado de dos en dos ó mas á un tiempo tocan «1 libro de los evangelios, en cuyo caso se les iiri

« السابقةمتابعة »