صور الصفحة
PDF
النشر الإلكتروني

ayudarlos en su trabajo otros varones de orden inferior y de segunda dignidad. Así propagaste en el desierto el espíritu de Moisés por aquellos setenta varones prudentes, con cuya ayuda fácilmente pudo gobernar la innumerable multitud del pueblo. Así tambien traspasaste á Elcazaro é Ilhamar hijos de Aaron la abundancia de /a plenitud que hubo su padre , para que el ministerio de los sacerdotes bastase para ofrecer las hostias de salud, y demas sagradas funciones y oficios mas frecuentes. Con la misma providencia , señor, y con igual designio añadiste á los apóstoles de tu hijo por compañeros los doctores de la fe , por medio de los cuales llenaron aquellos todo el mundo de su feliz predicacion. Por lo cual rogamos, señor, concedas tambien este género de auxiliares á nuestra flaqueza y pequeñez, que cuanto mas frágiles somos, tanto necesitamos de mas que nos ayuden. Pedímoste con humilde rendimiento, ó padre omnipotente! des la dignidad del presbiterado á estos tus siervos: renueva en sus entrañas el espíritu de santidad , para que obtengan recibido de tu divina mano el don del segundo mérito, y muestren y acrediten con el ejemplo de su conducta la censura que nos merecieron sus costumbres. Sean diligentes cooperadores de nuestro orden: brille en ellos la forma de toda justicia, para que habiendo de dar cuenta de la dispensacion que se les ha confiado, consigan el premio de la bienaventuranza eterna. Por el mismo nuestro señor Jesucristo, tu hijo, que contigo vive y reina en unidad del Espiritu santo, Dios por todos los siglos de los siglos. I}f. Amen."

Siéntase el señor obispo: toma la mitra: pone á cado uno sobre el hombro derecho la parte de la estola que del izquierdo le caia á la espalda: cru/.asela ante el pecho (y la asegura cada cual con el ci'ngulo) y va diciendo de uno en otro:

Accipe jugum domini: jugum enim ejus suave est, et onus ejus leve.

Toma sobre tí el yugo del señor: pues su yugo es suave, y su carga es ligera.

Despues pone á cada uno sucesivamente la casulla extendida ó suelta por delante y doblada por la espalda (i), y dice:

Accipe vestem sacerdotalem, per quam charitas inlelligitur: potens est enim Deus ut au— geat Ubi charitatem el opus perfectum. Deo gratias.

Recibe la vestidura sacerdotal, por la que se significa la caridad : pues poderoso es Dios para acrecentarte la caridad y toda obra perfecta.

Gracias al señor.

Levántase el señor obispo sin mitra, y te—

(i) Pone estola y casulla al primero antes de hacer lo mismo con el segundo, y así sucesivamente.

niéndolos á todos arrodillados ante ai dice: Deut tancttficationum &c.

"O Dios autor de todas las santificaciones, de quien viene la consagracion verdadera y la bendicion cumplida; tii, ó señor, infunde el don de tu santa bendicion ® sobre estos tus siervos, que dedicamos al honor del presbiterado; para que en la gravedad de sus acciones y arreglo de su vida prueben ser verdaderamente presbíteros ó ancianos bien instruidos en aquellas reglas de disciplina que expuso san Pablo á Tito y Timoteo, para que meditando dia y noche en tu divina ley crean lo que leyeren, enseñen lo que creyeren, imiten ó ejecuten lo mismo que enseñaren: acrediten y muestren en sí mismos poseer la justicia la constancia la misericordia la fortaleza y las demas virtudes: vayan delante de los seglares con el ejemplo: confirmenlos con sus amonestaciones y consejos sanos: guarden puro é inmaculado el don de su sagrado ministerio: y en obsequio de tu plebe amada transformen por medio de la celestial é inmaculada bendicion el pan y vino usuales en el cuerpo y sangre de tu hijo: y creciendo por la caridad inviolable al estado de un varon perfecto á la medida de la edad llena segun Cristo (i) resuciten en el dia del justo y eterno juicio del señor con conciencia pura

[ocr errors]

y fé verdadera llenos del Espíritu santo: por los méritos del mismo nuestro señor Jesucristo tu hijo, que contigo vive y reina en unidad del Espíritu santo, Dios por todos los siglos de los siglos. T)C. Amen."

Entonces quitada la mitra se arrodilla acia el altar y entona el himno Veni creator, que prosigue el coro ó los cantores. A la primera estrofa están todos de rodillas. Luego se levantan: el señor obispo se sienta con mitra, se saca los guantes, y vuelto á tomar el anillo con el gremial delante unge las manos y hace la entrega de la hostia y cáliz, mientras se canta el himno, que si sobra tiempo > se repite desde el Qui diceris Para~ clytus &c.

HIMNO.

Veni creator Spiritus,
Mentes tuorum visita,
Imple superná gratiá
Quae tu creasti pectora.

Qui diceris Paraclytus
Altissimi donum Dei,
Fons vivus, ignis, charitas,
Et spiritalis unctio:

Tu septiformis munere,
Digitus paternae dexterae,
Tu rite promissum Patris
Sermone ditans guttura:

Accende lumen sensibus,

Infunde amorem cordibus,
Infirma nostri corporis
Virtute firmans perpeti.

Hostem repellas longiús,
Pacemque dones protinus:
Ductore sic te praevio
Vitemus omne noxium.

Per te sciamus da Patrem,
Noscamus atque Filium,
Teque utriusque Spiritum
Credamus omni tempore.

Deo Patri sit gloria,
Et Filio qui á tnortuis
Surrexit, ac Paraclyto
In saeculorum saecula.
Tp. Amen.

Dispuesto el señor obispo como se dijo antes, arrodíllanse ante él sucesivamente los ordenandos , unge á cada uno ambas manos juntas con óleo de catecúmenos tomado 'en el pulgar derecho, con el que forma una cruz tirando dos lineas, una del pulgar de la mano derecha al índice de la izquierda, y otra del pulgar de la izquierda al índice de la derecha: y en seguida unge enteramente las dos palmas diciendo entre tanto (y haciendo al benedictionem la señal de la cruz con su diestra sobre las manos del que ordena): Consecrare et. sanctificare digneris, domine, manns istas per unctionem et nostram benedictionem S. ty. Amen.

« السابقةمتابعة »